Contáctanos

Presupuesto rápido

900 900 346

Mi cesta (0)

Trabajos en espacios confinados

Trabajos en espacios confinados Prepara tus intervenciones en espacios confinados de la mejor forma posible para garantizar la seguridad de tus empleados.

Para realizar algunos trabajos de mantenimiento, es necesario acceder a espacios confinados, donde se pueden producir accidentes graves e incluso mortales. A fin de evitar riesgos asociados al trabajo en espacios confinados, es necesario garantizar la seguridad de la zona y utilizar un equipo de protección adecuado, pero también prepararse debidamente mediante el análisis de los riesgos y una formación profesional, como un certificado de actitud para trabajar en espacios confinados (CATEC®).

¿Qué es un espacio confinado?

Definición de espacio cerrado

Un espacio confinado es un recinto que reúne dos características:

  • Es un espacio cerrado parcial o completamente que no se ha concebido para que los trabajadores permanezcan en su interior a medio o largo plazo.
  • De acceso difícil, estás áreas pueden ocuparse temporalmente para trabajos de mantenimiento que deben permanecer y considerarse excepcionales.
  • No Presenta una atmósfera peligrosa, debido a la presencia de fluidos, sustancias o residuos químicos, por la ausencia de ventilación o por la propia naturaleza del trabajo que se debe llevar a cabo.

Así pues, un espacio cerrado es peligroso y todas las intervenciones que se realicen en él se deben planificar cuidadosamente para evitar todo lo posible los diversos riesgos que plantea.

¿Qué lugares se consideran espacios cerrados?

Existen espacios cerrados en diversos sectores, incluidos los siguientes:

Sector agrícola

(silos, pozos y fosos)

Industria alimentaria

(depósitos, bodegas de vinificación y cámaras frigoríficas)

Sector químico

(depósitos, cisternas y reactores)

Saneamiento

(tuberías, canalizaciones y alcantarillado principal)

Residuos

(cloaca principal e instalaciones de almacenamiento)

Transporte

(cisternas)

Inmobiliario

(espacios de rastreo y sótanos)

¿Por qué los riesgos son más elevados en espacios cerrados?

La configuración de espacios cerrados los hace particularmente peligrosos para los trabajadores que deben realizar una intervención. La mayoría de las veces, son espacios de difícil acceso tanto para entrar como para salir. Estrechos o bajos, estos espacios no permiten moverse de forma óptima. Por lo tanto, en caso de peligro inmediato será difícil para el trabajador escapar rápidamente. Igualmente será difícil para los supervisores ayudar al trabajador atascado o atrapado.

La imprevisibilidad de la atmosfera es una fuente adicional de riesgo. De hecho, las condiciones pueden cambiar rápidamente en un espacio confinado, debido al trabajo realizado (liberación de sustancias tóxicas) o debido a circunstancias externas (aumento repentino del agua). La seguridad del trabajador será amenazada y él evacuará los locales con urgencia…con las dificultades mencionadas anteriormente.

Además, los espacios confinados son lugares donde la ventilación es baja o casi inexistente. El nivel de oxigeno es muy bajo y no se renueva; por lo tanto, es imposible respirar con normalidad sin asistencia. Un gas tóxico liberado durante los trabajos reemplazaría rápidamente el poco oxigeno amenazando la seguridad del operador.

Al redactar los procedimientos de trabajo, se debe prestar especial atención al análisis de riesgos para considerar todas las situaciones posibles y al procedimiento de respuesta de emergencia que permite una rápida evacuación del trabajador.

Señales asociadas a los espacios confinados

Panneau atmosphère asphyxiante pour espaces confinés

En términos generales, cualquier espacio confinado debe indicarse mediante una señal que indique “Espacio confinado” con el fin de evitar que personas no autorizadas accedan por error.

¿Cuáles son los peligros presentes en un espacio cerrado?

Existen numerosos riesgos asociados a los trabajos realizados en espacios confinados:

  • Asfixia y anoxia, si el oxígeno escasea o se sustituye durante la intervención por gases tóxicos, lo que puede causar dolores de cabeza, pérdida del conocimiento, etc.
  • Intoxicación tras la inhalación y la ingesta de sustancias tóxicas liberadas durante los trabajos o por contacto con la piel.
  • Electrocución, incendio y explosión, en caso de liberación de gases, calor excesivo, fallo eléctrico, etc.
  • Caída en caso de fallo en el uso del arnés de seguridad.
  • Derrumbamiento o sepultamiento
  • Ahogamiento en caso de subida repentina del nivel del agua, especialmente durante una intervención en un sistema de agua.
  • Quemaduras en caso de fugas de sustancias químicas o agua caliente de tuberías.
  • Lesiones auditivas: los espacios confinados favorecen la amplificación del sonido, lo que puede dañar los conductos auditivos.
  • Riesgos térmicos: las temperaturas pueden ser extremadamente altas o, por el contrario, extremadamente bajas.
  • Riesgos “impredecibles”, especialmente riesgos debidos a “complicaciones en un accidente” si el trabajador entra en pánico cuando se produce una situación peligrosa.

Cada intervención es distinta y los riesgos pueden variar de acuerdo con las características técnicas del lugar, la naturaleza de los trabajos que se deben realizar, las sustancias que pueden estar presentes en la atmósfera o en las tuberías, etc.

¿Qué medidas se deben tomar a la hora de acceder a un espacio cerrado?

¿Cómo se puede garantizar la seguridad en las intervenciones en espacios confinados?

Antes de autorizar a un trabajador a que acceda a un espacio confinado, es necesario asegurar el recinto y garantizar que la atmósfera no plantee riesgos inmediatos. Por lo tanto, se deben seguir numerosos procedimientos:

  • Aislar la zona: asegurar los alrededores con barreras de acero galvanizado, avisar de los peligros con señales de obras y construcción, garantizar el correcto bloqueo de máquinas y entradas (desde el exterior en la medida de lo posible y, si no es factible, desde la entrada a la zona).
  • Airear y ventilar el espacio cerrado todo lo posible para garantizar una mínima renovación del aire. La ventilación se debe mantener durante todo el tiempo que dure la intervención y lo más cerca posible del trabajador.
  • Comprobar el estado de la atmósfera y el contenido de oxígeno y gases desde el exterior después de ventilar el espacio cerrado durante 20 minutos. La persona que accede al espacio confinado debe contar con un detector de gas adaptado a los riesgos actuales (de uno o varios gases) y monitorear constantemente la atmósfera. El trabajador puede acceder a la zona solo si su seguridad está garantizada.
  • Instalar, si es necesario, un trípode con un sistema de protección contra caídas, así como equipos adecuados para iluminar el espacio cerrado.
  • Garantizar que la comunicación entre el trabajador, en el interior del espacio cerrado, y sus supervisores se mantenga durante todo el tiempo que dure la operación. Para ello, se recomienda concretamente el uso de walkie-talkies, en especial si es posible que no se pueda mantener el contacto visual en todo momento.

¿Qué equipo es necesario para una intervención en un espacio confinado?

Para que el trabajador pueda acceder al espacio confinado, necesita ir equipado con todo el EPI (equipo de protección persona) indicado para la intervención y las condiciones a las que pueda tener que enfrentarse:

  • Monos, guantes, gafas de seguridad y calzado de seguridad: consulta nuestra gama de EPI para seleccionar los artículos que necesites.
  • Mascarilla de trabajo
  • Mascarilla de autorrescate.que se utilizará si el área debe ser evacuada (sin máscara de filtro, que no suministra oxígeno y conlleva un riesgo de asfixia).

Además, debes contar con determinados equipos:

  • Detector de gases
  • Kit de protección contra caídas y arnés
  • Equipo de alerta
  • Casco
  • Linterna frontal y/o linterna faro

Seton te ofrece numerosos productos para realizar correctamente las intervenciones en espacios cerrados.

¿Cuáles son los pasos preparatorios para una intervención en un espacio cerrado?

No se puede acceder a un espacio confinado sin haber realizado antes un trabajo preliminar: análisis de riesgos, redacción de los procedimientos, certificaciones, permisos de acceso, etc. Se han desarrollado procedimientos específicos para reducir lo máximo posible los riesgos asociados a los espacios cerrados.

Signalisation de sécurité lors d'une intervention en espace clos

Análisis de riesgos en el interior del espacio cerrado

En primer lugar, es necesario asegurarse de que sea absolutamente necesario, acceder al espacio cerrado y que sea completamente imposible llevar a cabo los trabajos de mantenimiento desde el exterior a través de tuberías, válvulas, llaves de paso, cámaras, etc…

Si, finalmente, se determina que la intervención es necesaria, una de las medidas de seguridad es “el establecimiento de un permiso escrito de entrada para el acceso a estos lugares de trabajo que evita que accedan personas no autorizadas o hasta que no se hayan comprobado las condiciones del espacio confinado.” (según la NTP 223 del INSHT)

Desde el punto de vista operativo, se distinguen tres situaciones en las que deben evaluarse los posibles riesgos y establecer o no un permiso de entrada:

  • 1ª Categoría: Se necesita la autorización de entrada por escrito y un plan de trabajo determinado.
  • 2ª Categoría: Se necesita seguridad en el método de trabajo con un permiso para entrar sin protección respiratoria.
  • 3ª Categoría: Se necesita seguridad en el método de trabajo, pero no es necesario el permiso de entrada.

En relación a ello, el responsable ejecutor debe detallar todos los posibles riesgos y de este modo, establecer qué tipo de medidas de seguridad de las siguientes deben establecerse:

  • La vigilancia desde el exterior debe ser permanente.
  • El equipo de trabajo debe estar compuesto de al menos dos personas.
  • Determinar los casos en el que el rescate se efectuará por el personal de vigilancia y en cuáles por equipos especializados.
  • Realizar periódicamente simulacros de emergencia.

Formación sobre las intervenciones en espacios confinados

Obligaciones del empresario

El empresario es el responsable de formar al equipo que va a acceder a los espacios confinados: “debe adoptar las medidas específicas para garantizar que sólo los trabajadores formados puedan acceder a las zonas de riesgos graves y específicos” según lo establecido en los art. 18 y 19 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Dentro de estas medidas se encuentran:

  • Realizar periódicamente simulacros de emergencia, incluyendo el rescate y auxilio de trabajadores accidentados.
  • Ayudar a que el personal conozca los medios de comunicación y los modos de petición de auxilio.
  • Asistir periódicamente a cursillos de socorrismo.

Una formación tanto teórica como práctica permite a los empleados obtener:

  • Conocimientos teóricos: qué es un espacio confinado, cuáles son los riesgos asociados a los espacios cerrados, cuál es la normativa actual y cómo puede una persona protegerse durante una intervención;
  • Habilidades prácticas: cómo analizar la situación, identificar los riesgos, preparar una intervención en un espacio cerrado, desarrollar procedimientos de emergencia, etc.;
  • Lógica conductual básica: no correr riesgos, y adecuar el comportamiento y las reacciones a cada situación.

La normativa de prevención en espacios confinados

Los equipos de protección deben ser los adecuados a las condiciones ambientales en aquellos casos en que los agentes químicos puedan generar un peligro de corrosión o no son los adecuados para las atmósferas explosivas.

Los equipos que aíslan el ambiente de los espacios confinados:

  • El usuario respira independientemente de la atmósfera que lo rodea.
  • Están diseñados para proteger contra atmosferas deficientes en oxígeno.

En ocasiones, el uso de mascarillas es suficiente, pero en otras ocasiones es necesario el uso de equipos de respiración autónomos o semi-autonónomos, en este caso los empleados deben contar con la formación adecuada.

La señalización de peligros en espacios confinados

Una de las medidas de prevención es evitar que las personas no autorizadas accedan a espacios confinados, para ello, se debe establecer una lista de personas autorizadas para acceder al interior y otra lista con las personas implicadas en el permiso (supervisores, vigilantes exteriores..)

De esta forma, deben establecerse varias señales como la prohibición de fumar en atmósferas explosivas, la obligación de llevar protección obligatoria o la advertencia de peligro.

Nuestras soluciones para intervenciones en espacios confinados

2 producto(s)

Guías y consejos de expertos

Entender mejor para elegir correctamente
Toda la información de nuestros expertos sobre la seguridad en la empresa Descubrir