Contáctanos

Presupuesto rápido

900 900 346

Facilitar el acceso a las puertas, entradas a personas discapacitadas |

El acceso a puertas y a entradas para personas discapacitadas

 

¿Cómo faciltar el acceso a las puertas y a las entradas?

Las puertas situadas en las trayectorias deben permitir el paso de las personas discapacitadas y poder ser utilizadas por personas teniendo capacidades físicas reducidas. Las puertas batientes y las puertas automáticas deben poder ser utilizadas sin peligro. 


En regla general, toda puerta debe poder abrirse por lo menos a 90°. La anchura del pasaje útil se mide entre el panel de la puerta abierta a 90° y el borde interior del marco de la puerta, sin incluir la manija:

  • 0,83 m para una puerta de 0,90 m
  • 0,77 m para una puerta de 0,80 m

Los locales que pueden recibir más de 100 personas deben poseer una puerta con una anchura mínima de 140cm. Para los locales que reciben menos de 100 personas, las puertas deben ser amplias, de por lo menos 90cm. Esta regla no se aplica ni a las puertas que se abren hacia escaleras, ni a las puertas de baños, cabinas de ducha y vestidores no adaptados para las personas discapacitadas.  

El asa de la puerta debe ser fáciles de agarrar y maniobrables en posición "de pie" así como en posición "sentado".
Las asas de la puerta que podemos manejar "soltando la mano" son aquellas que convienen mejor. Las asas de "botón" deben evitarse porque son difciles de utilizar para una persona que tenga dificultades para presionar. El esfuerzo necesario para abrir la puerta debe ser inferior o igual a 50 N, ya sea una puerta equipada o no de un dispositivo de cerradura automática.

 

Asas de puerta

 


La extremidad del asa de las puertas debe estar situada a más de 0.40 m de un ángulo, el ángulo entrante de pared o de cualquier otro obstáculo para la silla de ruedas. El alargamiento del asa puede ser la solución factible pero se deberá entonces verificar que el esfuerzo de apertura sea inferior a 50N en el punto de presión del asa. 

Cuando una puerta sea de apertura automática, la dureza de apertura debe permitir el paso de personas con mobilidad reducida. El sistema debe ser concebido para poder detectar a las personas de todas las tallas. Es importante que es sistema de detección esté arreglado de manera que se pueda controlar la apertura lo suficientemente anticipado para que el usuario no se pregunte cómo utilizarla para maniobrar la puerta.

Las puertas que comprenden una parte importante de vidrio deben ser fáciles de localizar tanto abiertas como cerradas con la ayuda de elementos visuales contrastados con respecto al entorno cercano utilizando, por ejemplo, una banda de señalización para superficie de vidrio. Estos elementos contrastados son pegados, pintados, grabados o incrustados en los vidrios. Estas deben ser localizables por las personas con discapacidad visual de todas las tallas y no crear una molestia visual.

 

Puerta de cristal


Es recomendable disponer de motivos al interior de las dos bandas horizontales de una anchura de 5 cm, situados respectivamente a 1,10 m y a 1,60 m de altura.

 

Descubre nuestros productos para facilitar el desplazamiento de las personas discapacitadas :

8 producto(s)

 

Con el fin de ofrecerte el mejor servicio posible Seton utiliza cookies. Cerrar